eMoments – La soledad es a veces un refugio


eMoments

La soledad es a veces un refugio

eMoments - La soledad es a veces un refugio

La soledad es a veces un refugio, un lugar donde calmar los miedos, donde sólo estás tú y tus pensamientos. Nada ni nadie más. Pero otras veces, cuando estamos demasiado tiempo solos esos mismos pensamientos nos hacen sufrir. No sabemos explicar con demasiada nitidez lo que pasa por nuestra mente.

Eso es lo que tiene la soledad; en pequeñas dosis es buena, es buena cuando elegimos estar solos, y así poder pensar con claridad; pero se vuelven contra nosotros cuando estamos demasiado tiempo solos y nuestros pensamientos se tornan negativos.

A veces buscamos la soledad…otras veces viene a nosotros sin querer…

La soledad a veces es necesaria, otras no. Pero tenemos que aprender a estar solos con nosotros mismos. Al fin y al cabo somos la única persona que va a estar con nosotros toda la vida. Y tenemos que aceptar esta idea. Aceptarnos tal y como somos; aprender a escucharnos, aprender a respetarnos y, sobre todo, aprender a querernos, para poder ser un poco más felices.

Vivimos en sociedad y las personas nos necesitamos unas a otras, para complementarnos, pero también necesitamos eso a lo que llamamos nuestro “espacio” o nuestra “soledad” para poder valorar todo lo que tenemos; la gente que forma de una manera u otra parte de nuestra vida.

Y cuando entendemos quienes somos, que formamos parte de la vida de otras personas, nos entenderemos mejor a nosotros mismos, porque la gente con la que compartimos nuestra vida son el espejo donde nos miramos cada día.