Estreno Un Mundo Ideal – Rompehielos


RompehielosProducciones

Estreno

Un Mundo Ideal: tributo a Aladdín

Estreno Un Mundo Ideal - Rompehielos

¡Llegó el gran día!  El estreno de Un mundo ideal, tributo a Aladdín vió la luz en el Gran Teatro de Manzanares ante un público que abarrotaba las butacas y se mostraba entregado a los personajes del musical, especialmente a sus favoritos: el genio, Aladdín y la princesa Jazmín.

Estreno Un Mundo Ideal - RompehielosEl musical narra la ya conocida historia de Aladdín, un joven pobre que, junto con su mono Abú, se dedica a robar y engañar a la gente de la ciudad de Agrabah para poder sobrevivir, pero con la ilusión de ser alguien importante algún día.

Pero la suerte de Aladdín cambiará.  Jazmín obligada por tradición a buscar un príncipe con el que casarse, decide escapar de palacio. Así, ambos viven una aventura en el bazar, momento en el que él se enamora de la joven.

El consejero real y hechicero, Jafar, le libera a cambio de que él, un chico de corazón puro, consiga una vieja lámpara de las profundidades de la Cueva de las Maravillas. En ella vive un divertido genio capaz de conceder tres deseos a su dueño. Para Al, uno de ellos es convertirse en príncipe para que Jasmine se fije en él.

En su intento por conquistar a la princesa Jazmín, el protagonista se ve envuelto en varios sucesos que le harán replantearse toda la farsa en la que vive para mostrarse como el joven pobre del bazar enamorado de una princesa. Jaffar, con su obsesión por convertirse en el sultán de Agrabah, perseguirá al jóven hasta descubrir su gran secreto y con sus ansias de poder tratará de hacerse con la lámpara mágica para ver realizados sus deseos más oscuros.

¿El final de la obra? Te dejamos que lo descubras en sus próximas actuaciones en Daimiel.

Nuestra opinión

Rompehielos vuelve a hacerlo. Vuelven a superarse una vez más. El musical adaptado de la historia que todos conocemos arrancó grandes aplausos entre los asistentes. Y es que la obra despertó la ilusión de los más pequeños, pero también de los mayores gracias a esas historias con las que hemos crecido.

Protagonizan una puesta en escena increíble con un guión original, divertido y espontáneo que hizo de las risas un sonido habitual en el teatro. Las sorpresas no dejaron de ocurrir y los decorados nos transportaban a los lugares más conocidos de Agrabah. Los cambios de vestuarios fueron incontables y cada cual sorprendía por su colorido y espectacularidad. Siempre acompañados por unas cuidadas coreografías que juntaban en el escenario a una gran cantidad de bailarines.

Pero sin duda, la gran apuesta de este musical fueron las voces en directo junto con la música en vivo. Una combinación complicada que resultó ser simplemente maravillosa.

Dentro de unos días podréis disfrutar de la galería completa de Un Mundo Ideal, tributo a Aladdín.