José Álvarez

Fotógrafo de destino

El comienzo de esta historia

Cuando tenía veinticuatro años, ni tan siquiera me planteaba ser un fotógrafo de destino. En realidad, aún no sabía lo que era viajar, ni siquera irme de vacaciones con mis amigos. Mi trabajo como entrenador de baloncesto no me daba para mucho y, tras terminar la carrera universitaria, todos mis planes de futuro se habían ido al traste.

Así que, después de tomarme un periodo sabático y reflexionar, decidí romper con todo lo anterior. Así llegué a la fotografía. Un mundo totalmente ajeno a mí, pero con la seguridad de que mi manera de trabajar podría abrirme puertas de cara al futuro. Claro que hubo gente que me apoyó en el camino, pero la constante de: con la fotografía no se vive; me iba a acompañar hasta no hace mucho tiempo.

Recuerdo que, en una de mis primeras clases en el Ciclo Superior de Imagen, una profesora hacía un ejercicio para que utilizáramos nuestras cámaras: la foto de la semana. Era algo simple. Uno de los alumnos debía elegir un tema y el resto debíamos tomar nuestras primeras fotografías para después compartirlas al final de la semana. Mi elección, llegado el momento, fue: el tiempo.

Un tema abstracto, quizás complicado de reflejar, pero tan amplio que las posibilidades eran casi infinitas. Sin embargo, en mi cabeza ya tenía una idea de lo que quería hacer y cómo lo quería hacer. 

Después de darle unas vueltas más a lo que quería transmitir con esa fotografía, cogí una vieja maleta de mi abuelo y me dirigí a una estación de tren abandonada para realizar mis primeras imágenes. Y entonces tuve la idea de bajar la cámara a ras de suelo, de jugar con las líneas que fugan y con la perspectiva, para realizar esta fotografía.

Un trabajo premiado

El paso del tiempo, se tituló. Y, aunque me gustaría que a cada uno de vosotros os sugiriese una cosa diferente, a modo muy simple de resumir todo lo que hay detrás de esta fotografía, os diré que para mí es una analogía sobre una manera de vivir. Porque la vida es lo que ocurre mientras estamos ocupados poniéndonos excusas, así que ¿qué es lo que vas a hacer?

Poco tiempo después, una red social me sugirió un concurso de fotografía. Time to Move Eurodesk Photo Contest 2014. Se trataba de un certamen a nivel europeo en el que los participantes presentaban sus mejores fotografías con la idea de reflejar la movilidad europea entre los jóvenes. Había dos modalidades: el concurso por jurado y el concurso por redes sociales. Día a día pedía ayuda a toda mi gente por redes sociales y la lucha por la votación popular estuvo muy reñida. Siempre andaba a la caza del primer puesto. Al finalizar la fecha del mismo, había quedado segundo en la votación popular gracias a toda la gente que me apoyó, pero nos quedamos muy cerca y mi ilusión estaba tocada.

Sin embargo, aún quedaban unas horas hasta que el jurado emitió su voto. Recuerdo estar tomando algo en una terraza, actualizando el navegador web cada 10 segundos, soñando con ser el ganador. Y, a veces, cuando deseas algo con todas tus fuerzas, se cumple. El paso del tiempo fue seleccionada por el jurado como ganadora del concurso.

De Toledo a Europa

Desde Toledo, mi ciudad, comencé a disfrutar del premio del Time to Move Eurodesk PhotoContest 2014: un pase de Interrail. Como nunca lo había utilizado, el primer paso era informarme. Con este billete podría viajar utilizando la red de trenes de Europa para llegar de una ciudad a otra. La única condición es que, en un periodo de 22 días a contar desde el primer viaje en tren, podría coger este transporte durante 10 días diferentes.

Lo único que tenía claro por aquel entonces es que quería hacer este viaje solo. Veía esta aventura como una manera de crecer, de conocerme más a mí mismo y de saber quién era. Así que, desde ese momento, comencé a planificar todo con la intención de realizarlo desde agosto a septiembre de 2015. Sí, a un año vista. Mucho tiempo, pero había que pensar muy bien las ciudades que querría visitar, los días que tendría que pasar en cada una de ellas, los monumentos y lugares que quería conocer. También dónde dormir o comer, los desplazamientos dentro de las ciudades y entre las ciudades. Estoy seguro que os podéis hacer una idea de lo que es planificar un viaje de cerca de 30 días para conocer gran parte de las principales ciudades del viejo continente.

Este fue el momento exacto donde comencé a preparar mis primeras guías de viaje. Con la intención de aprovechar cada minuto de cada día elaboré una serie de documentos que incluían información histórica de cada lugar, mapas, lugares para comer y dormir, transportes y muchas otras cosas que hacían todo mucho más fácil. 

Un viaje te cambia

Después de casi un año preparando el viaje llegaba el momento de embarcarme en la aventura más grande que había vivido hasta entonces. 27 de agosto de 2015, despidiéndome de mis padres a primera hora de la mañana en el aeropuerto de Madrid-Barajas, pasando el control y esperando a subir a aquel avión que me llevaría a iniciar un viaje sin igual.

París, Brujas, Gante, Berlín, Praga, Budapest, Viena, Venecia, Florencia y Roma. Un recorrido que aún puedo recitar de carrerilla. Un mes que comenzó con esa fotografía, viendo amanecer desde la ventanilla del avión. Treinta días llenos de recuerdos, de anécdotas, de fotografías que he guardado con cariño y que serán parte una de las más grandes historias de mi vida.

Resulta increíble como un viaje te cambia. Aquel fue el comienzo de una forma de vivir que hoy en día ha dejado huella en mí. Desde entonces he descubierto cientos de nuevos lugares, tanto a nivel nacional como internacional. Y siempre hago lo mismo que en aquel viaje: preparar guías de viaje que me ayuden a conocer en profundidad cada destino que visito.

Y así nació la idea de crear esta sección en mi web. Que todo ese trabajo que realizo sirva también para todos aquellos que quieran aprovechar al máximo sus viajes y no tengan tiempo, no sepan, o no puedan organizar toda la información necesaria para descubrir nuevos lugares.

Mi nombre es, José Álvarez, profesional de la fotografía, apasionado viajero y curioso por naturaleza. Espero poder ayudarte en tu próximo viaje.

Museé du Louvre

París

La capital francesa, conocida como la Ciudad de la Luz, es una de las ciudades más visitadas del mundo ¡Y con razón! Detrás de cada monumento podrás descubrir historias que harán de la visita un recuerdo inolvidable. Pasearás por monumentos históricos como la Torre Eiffel, Notre Dame o el Louvre para después descansar en el bohemio ambiente de Montmartre, sentado en un auténtico café parisino o disfrutando de un atardecer a orillas del Sena.

Rozenhoedkaai

Brujas

Fundada en el siglo IX como un pequeño puerto comercial, Brujas es conocida por sus canales y puentes que atraviesan la ciudad, lo que le ha valido el apodo de La Venecia del Norte. El centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad, cuenta con numerosos monumentos y edificios medievales bien conservados, como la impresionante torre campanario de la plaza del mercado, la majestuosa Catedral de San Salvador y la hermosa Basílica de la Santa Sangre.

Muelles Graslei & Korenlei

Gante

Gante, conocida como el corazón histórico de Flandes, es una mezcla perfecta de historia, tradición y modernidad, que se ganó su fama en la Edad Media gracias al comercio de lana y que pronto descubrirás en este viaje. Más allá de un centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad, la vida en Gante no se entiende sin pasear por sus calles, por el barrio de Pathersol o tomando una cerveza al atardecer en los muelles de Graslei & Korenlei.

Puerta de Brandenburgo de Berlín

Berlín

Berlín es una de las ciudades más importantes e históricas del viejo continente. Y eso es algo que se siente a cada paso. Pero es mucho más. Recorrerás el antiguo trazado del muro de Berlín, pasando por el Checkpoint Charlie y el Memorial del Holocausto hasta llegar a la Puerta de Brandemburgo. Después déjate sorprender por las maravillas que te aguardan en el Neues Museum y el Museo de Pérgamo.

Praga - José Álvarez Fotografía

Praga

Praga, la ciudad de las cien torres, es considerada como una de las capitales más hermosas de Europa Central, pero su historia también te sorprenderá. En tu visita a Praga, subir al Castillo de Praga es un imprescindible. Las vistas son espectaculares tanto si visitas la Catedral de San Vito, el Callejón del Oro y el Palacio Real. En la parte baja, el Puente de Carlos, el Reloj Astronómico y el Barrio Judío serán tus paradas.

Parlamento de Budapest

Budapest

Budapest, tierra de magiares, es considerada como una de las ciudades termales más grandes del viejo continente, pero su historia también te sorprenderá. En tu visita a Budapest subir a la parte de Buda es un imprescindible. Las vistas son espectaculares tanto si visitas el Castillo, la Iglesia de San Matías y el Bastión de los Pescadores. En la parte baja, el Puente de las Cadenas, el Parlamento y el barrio judío serán tus paradas.

Fotógrafo de destino - Viena- José Álvarez Fotografía

Viena

Viena, el centro de la monarquía real imperial, es hoy una ciudad cosmopolita llena de recuerdos. Grandes personalidades de la música hicieron vida aquí y otros dieron vida a sus cafés. En la ciudad es fácil deleitarse con las numerosas atracciones que ofrece: el palacio imperial de Hofburg, el parque Prater y la catedral de San Esteban. Todo para hacer de esta visita un recuerdo maravilloso.

Venecia

Esta histórica ciudad, conocida por sus magníficos canales, posee auténticos tesoros que, debido a la subida del nivel del mar, pronto quedarán sumergidos. La visita te llevará por el Gran Canal, por multitud de puentes como Rialto que cruzarán sus canales navegados por gondoleros hasta llevarte hasta la gran Plaza de San Marcos, presidida por el Campanile, y al famoso puente de los Suspiros.

Piazza Michellangelo - Florencia - José Álvarez Fotografía

Florencia

Una visita a Italia nunca estará completa si no llegas hasta la ciudad del Arte, cuna Dante Alighieri, de Miguel Ángel Buonarroti o Leonardo Da Vinci. Sus calles, llenas de esculturas, te llevarán hasta lugares increíbles como el Duomo, el Batisterio, el Ponte y la Palacio Vecchio, o a contemplar un atardecer desde lo alto de la plaza de Miguel Ángel, sin olvidarnos de las visitas a la Galeria de la Academia o la Uffizi.

El Coliseo - Roma - José Álvarez Fotografía

Roma

La historia de Roma es tan compleja como fascinante, y ha dejado un legado inigualable. Entre museos, monumentos históricos y construcciones de extraordinario valor cultural, los lugares para visitar en Roma son casi innumerables. Descubrir el foro romano y el monte Palatino, cuna de la fundación de la ciudad, contemplar la magnitud del Coliseo, perder la noción del tiempo en los Museos del Vaticano, pasear por Trastevere o conocer la increíble colección de Caravaggio serán sólo algunos de tus destinos.

Milán - José Álvarez Fotografía

Milán

Milán tiene una oferta histórica y cultural muy amplia que abarca Iglesias, museos, castillos y parques. Todo ello sin olvidar la vida en las calles de la ciudad. Visita el Duomo de Milán, la Galeria Vittorio Emanuele II y la Pinacoteca de Brera, antes de pasear por el Castillo Sforzesco o el parque Sempione para acabar en el barrio de Navigli. Y no te pierdas la obra de Leonardo Da Vinci: la última cena.

Villa Monastero - Varenna - Lago di Como - Milán - José Álvarez Fotografía

Lago di Como

El Lago Di Como es uno de los lagos más bellos y conocidos de toda Italia. Sus pueblos, riberas y montes son, desde hace siglos, sinónimo de elegancia, romanticismo y belleza. Navegar por sus aguas, contemplando pueblos como Cernobbio, la isla Comaccina o Lenno hasta llegar a tierra para disfrutar de un paseo por Bellagio y su Villa di Melzi o de la colorida Varenna y la Villa Monastero, serán un plan perfecto para conocer es afamado lugar.

Mirador Jardim do Morro - Oporto - José Álvarez Fotografía

Oporto

La ciudad de Oporto te cautivará con sus empinadas calles de edificios añejos y coloridos, con sus hermosos puentes cruzando el Douro y una gastronomía excepcional. La Torre de los Clérigos, la preciosa estación de Sao Bento o la pequeña librería Lelo son los anticipos perfectos para los imprescindibles en Oporto: pasear al atardecer por el puente de Luis I y caminar a orillas del Douro visitando alguna de sus bodegas.

Fotógrafo de Destino - Sintra - José Álvarez Fotografía

Sintra

Conocida como la capital del romanticismo de Portugal, Sintra fue durante siglos el lugar de retiro de la realeza portuguesa y europea, que construyó aquí algunos de los palacios más bellos del mundo. La misteriosa Quinta da Regaleira, el Palacio Nacional da Pena, el Castelo dos Mouros, el Palacio de Monserrate y el Palacio Nacional de Sintra serán tus visitas imprescindibles.

Fotógrafo de destino - Lisboa - José Álvarez Fotografía

Lisboa

En unos días de viaje por Lisboa conocerás el imponente Castillo de San Jorge, el majestuoso Monasterio de los Jerónimos, la Torre de Belém, la Plaza del Comercio, los barrios de Alfama y Bica y el Elevador de Santa Justa, mientras paseas por sus calles y te cruzas con los tradicionales tranvías delante de la Catedral de Lisboa. Y a la hora de reponer fuerzas degustarás un buen bacalao y el famoso pasteis de Belem.

Delfos en 1 día - Fotógrafo de destino - José Álvarez Fotografía

Delfos

En la pequeña localidad de Delfos, a los pies del Monte Parnaso, te espera uno de los más importantes recintos sagrados de toda Grecia. El templo de Atenea Pronaia y la fuente Castalia son el preludio al Santuario de Delfos, consagrado a Apolo, y lugar del famoso Oráculo de la Sibila. En tu ascenso encontrarás el Tesoro de Atenas o el teatro de Delfos antes de llegar al estadio donde se desarrollaban los juegos píticos.

Meteora en 1 día - Grecia - José Álvarez Fotografía

Meteora

La ciudad de Meteora, declarada Patrimonio de la Humanidad, se encuentra a los pies de unas extrañas e increíbles formaciones rocosas que se elevan sobre el suelo y esconden preciosos monasterios en sus cimas. El monasterio de Gran Meteoro, el de Varlaam o el de la Santísima Trinidad serán la principal atracción de la visita a Meteora. Pero sin lugar a dudas, lo mejor será contemplar el atardecer desde uno de sus miradores.

Fotógrafo de Destino - Corinto - José Álvarez Fotografía

Corinto

La Antigua Corinto fue una ciudad griega rodeada de fértiles llanuras, dotada de manantiales naturales y centro de comercio que se disputaron varias civilizaciones. Tanto el recinto fortificado del acrocorinto, donde se rendía culto a Afrodita, como el ágora romana, con el templo de Apolo, la fuente Glauce o la fuente Pirene son los dos principales vestigios de la civilización corintia, llena historias mitológicas.

Fotógrafo de Destino - Micenas - José Álvarez Fotografía

Micenas

Según Homero, Micenas, era una civilización muy próspera y el hogar de Agamenón, mítico rey que contribuyó en la conquista de la ciudad de Troya. Hoy en día, los restos de la ciudadela apenas dejan a la vista la magnificencia de la civilización micénica, pero se pueden visitar los impresionantes tholos, los cimientos del Palacio, al que se accede a través de la famosa Puerta de los Leones o el círculo de tumbas reales donde se encontró un grandioso tesoro.

Fotógrafo de Destino - Nauplia - José Álvarez Fotografía

Nauplia

Esta localidad costera, situada sobre una península, está protegida por hasta tres fortalezas, y construida en torno a un precioso centro monumental. La historia de sus monumentos es interesante, pero lo mejor son las vistas de la ciudad desde la impresionante fortaleza del castillo de Palamidi. Tampoco puedes dejar de pasear por sus callejuelas hasta llegar al puerto para ver el Fuerte Bourtzi que protege la entrada por mar.

Epidauro en 1 día - Grecia - José Álvarez Fotografía

Epidauro

La ciudad de Epidauro, era una de las principales ciudades comerciales del Peloponeso, en la que se levantó un santuario en honor de Apolo. En tu visita a este lugar recorrerás el templo dedicado a Asclepio, dios de la medicina, verás el estadio o el tholos, pero sin duda la gran joya del santuario es el Teatro de Epidauro, muy bien conservado y con una de las más perfectas acústicas.

Fotógrafo de Destino - Atenas - José Álvarez Fotografía

Atenas

Atenas es una ciudad de extraordinaria importancia arqueológica. Además de conservar restos de la época clásica también atesora otra serie de monumentos romanos, bizantinos y modernos. Conocerás Atenas a través de los monumentos más importantes. La Acrópolis, con el Partenón, el ágora antigua o el ágora romana será lugares imprescindibles, tanto o más que los mejores miradores de la ciudad.

¡Hola viajeros!

Mi nombre es José, aunque todos me conocen como Pepe. Soy una persona que, con el paso de los años, ha aprendido a valorar y disfrutar de las cosas que realmente importan en mi día a día. Y, sobre todo, los sentimientos que todo ello despierta en mí.

Es por ello que intento que, tanto en mi vida como en mi trabajo, sólo haya hueco para las cosas que me apasionen, que despierten en mí esa emoción, curiosidad y ganas por seguir creciendo a todos los niveles. Ese es uno de los principales motivos por los que decidí emprender mi camino como fotógrafo de destino. 

Nada me gustaría más que ayudaros a crear un recuerdo único que dure a través del tiempo. Por eso, si eres de esas personas con ganas de conocer más sobre los lugares que vas a visitar, éste es un bonito comienzo. Espero ayudaros en este propósito con estas guías hechas con mucho cariño y dedicación.

Y si tenéis cualquier duda, podéis escribirme directamente a través del formulario que encontraréis más abajo. Estaré encantado de ayudaros.

contacto