Live your Life – Berlín – Neues Museum – Arte Prehistórico


LiveYourLife

Neues Museum – Arte Prehistórico

Live your Life - Berlín - Neues Museum - Arte Prehistórico


El Museo Nuevo (Neues Museum) es la joya de los cinco museos que componen la Isla de los Museos. El hecho de que permaneciera cerrado durante 70 años y abriera recientemente sus puertas, hace que sea uno de los más visitados de Berlín.

A lo largo de las exposiciones se encuentran objetos de la Edad de Piedra. También otros procedentes de la Edad de Oro y de la de Bronce. Además encontrarás diversas estatuas y hallazgos procedentes de la época romana.

En esta área destacan especialmente un sombrero ceremonial de 3.000 años de antigüedad capaz de predecir los eclipses lunares, y una enorme estatua de Helios, del siglo II.


Live your Life - Berlín - Neues Museum - Arte Prehistórico

El sombrero de oro

Es una pieza de oro sorprendente y muy poco frecuente dado que, similares a él sólo se conocen otros tres: uno hallado en 1835 en Schidderstadt, cerca de Speyer; otro descubierto en 1844 en Avanton, cerca de Poitiers y otro hallado en Ezelsdorf, cerca de Nuremberg en 1953.

El de Berlín fue una adquisición hecha en 1996. Su procedencia es desconocida aunque se sospecha que fue hallado en la región de Suabia. Nada se sabe del contexto arqueológico de estos singulares objetos. Sin embargo se da por supuesto que fueron enterrados de forma deliberada y muy cuidadosamente, dado su estado de conservación.

¿Qué función tenían estos extraños objetos? Casi todo el mundo está de acuerdo que se trata de tiaras o grandes sombreros simbólicos. Altos, cónicos, de oro muy fino, con alas de sombrero y de un diámetro apropiado para la cabeza humana, pocas dudas razonables caben.

El detallado estudio de la tiara de oro sugiere que sus bandas de “adornos” no son decoraciones caprichosas de un orfebre. En los cuatro ejemplares conocidos se trata de secuencias sistemáticas en cuanto al número y tipo de adornos. Ello ha permitido formular la hipótesis de que se trata de un calendario lunar y solar. Parece como si se hubieran registrado unos periodos de tiempo muy concretos, de 57 meses.