El sorprendente Museo Vivo de Apolo Toledo


EL MUSEO VIVO

de Apolo Toledo

El Museo Vivo - Apolo Toledo - José Álvarez Fotografía

El Museo Vivo de la Asociación Sociocultural Apolo Toledo congregó en el día del sábado un gran número de personas ávidas de tener la cultura al alcance de sus manos. El Museo Victorio Macho fue el espacio elegido para desarrollar todas sus actividades. En tiempos de pandemia, no se nos olvide, este tipo de eventos quizás sean uno de los refugios o escapatorias necesarios para revitalizar una ciudad que debe reinventarse desde los cimientos.

El éxito de esta asociación se fundamenta en crear contenidos accesibles, interesantes y novedosos para la ciudadanía toledana. De ellos podrán aprovecharse aquellos que nos visiten en el futuro, por supuesto, pero hoy por hoy es algo más utópico que real. Así que la apuesta por el talento toledano es la gran baza que está jugando Apolo Toledo. Y a juzgar por sus resultados, no le está saliendo nada mal la jugada. Tomen nota.

 

La jornada matutina del Museo Vivo

Desde las 12.00 a.m. se pudo disfrutar de varias disciplinas artísticas que ‘daban vida’ a un espacio cultural que ya cuenta con una exposición permanente, pero que recibió a una gran cantidad de visitantes interesados en conocer qué más podría ofrecer. En su patio interior y en sus pequeñas salas las personas que acudieron pudieron disfrutar de música en directo a cargo de Diego Bustos y el Dj Envenenadub; de poesía recitada por Helena Mariño, María López y Héctor Aceves de la mano de Entropía Ediciones; así como también de teatro con Dafne Jiménez y Daniel Valencia.

 

La jornada vespertina del Museo Vivo

La jornada de tarde comenzó a las 16.00h y estuvo amenizada por la soprano Virginia serrano que dio paso a la danza de Rocío Margón, Irene Díaz, Gemma Martínez y Noelia Gobea, que se alternaba también con las actuaciones de Franz Gómez y Alberto Rosado. Para seguir disfrutando de una experiencia completa, la música corrió a cargo de Alba Dj.

 

¿Por qué seguir a Apolo Toledo?

Permíteme que te hable sin tapujos. La Asociación es una gran defensora de la cultura. Además, con una especial sensibilidad por la propia ciudad en la que la mayor parte de sus integrantes y socios han crecido. Hay un dicho que reza: nadie es profeta en su tierra; pero eso es algo que debemos cambiar. Toledo tiene mucho, y muy bueno, en todos los ámbitos. Sólo hace falta explotarlo, disfrutarlo y apoyarlo.

No hablo siendo del todo objetivo, claro. Pero eso es porque yo también estoy involucrado en este proyecto que cumplirá en unos meses 5 años de existencia. Lo estoy desde el primer día, y quizás muchos de vosotros me hayáis visto en casi todos los eventos, incluyendo, por supuesto, el Museo Vivo.

Sí, soy el tío que va con dos cámaras haciendo fotos a todo aquello que me resulta interesante dentro de la dinámica de los eventos. Y mientras tú estás durmiendo plácidamente, yo estoy aquí, a las 2:48 de la mañana, pensando qué escribir para que te hagas socio de Apolo Toledo. No me culpes, es la era del friki. Así que si aún no te he convencido para que entres en su web y te unas a nosotros, quizás las fotos que he preparado sí lo hagan. Disfrútalas, compártelas y habla de estos eventos a tus conocidos porque es la mejor manera de hacer crecer a una ciudad que necesita de la gente joven y activa para revitalizarse.

El Museo Vivo - Apolo Toledo - José Álvarez Fotografía
El Museo Vivo - Apolo Toledo - José Álvarez Fotografía
El Museo Vivo - Apolo Toledo - José Álvarez Fotografía
El Museo Vivo - Apolo Toledo - José Álvarez Fotografía
El Museo Vivo - Apolo Toledo - José Álvarez Fotografía
El Museo Vivo - Apolo Toledo - José Álvarez Fotografía
El Museo Vivo - Apolo Toledo - José Álvarez Fotografía
El Museo Vivo - Apolo Toledo - José Álvarez Fotografía
El Museo Vivo - Apolo Toledo - José Álvarez Fotografía
El Museo Vivo - Apolo Toledo - José Álvarez Fotografía
El Museo Vivo - Apolo Toledo - José Álvarez Fotografía
El Museo Vivo - Apolo Toledo - José Álvarez Fotografía
El Museo Vivo - Apolo Toledo - José Álvarez Fotografía
El Museo Vivo - Apolo Toledo - José Álvarez Fotografía