Sobre mí


[siteorigin_widget class=»SiteOrigin_Widget_Hero_Widget»][/siteorigin_widget]

Nunca me ha gustado demasiado hablar sobre mí. Soy más de esa clase de personas que prefieren pasar desapercibidas, pero que no pierden detalle de nada. Así es desde que nací en mayo de 1987.

Toledo me ha visto dar mis primeros pasos en esto de la vida. Y aunque nunca me lo ha puesto fácil, eso me ha convertido en un luchador, en un perseguidor infatigable de sueños. El mío: convertirme en la mejor versión de sí mismo. 

El deporte fue, es y será una parte fundamental de mi aprendizaje. La ambición por superarme viene de años jugando al baloncesto, de demostrarle a la gente que sí podía, aunque nadie lo esperase.

Desde pequeño siempre valoré el trabajo de los maestros, que son segundos padres para convertirnos en adultos con sentido común. Así que estudié magisterio para aprender a compartir mi experiencia y mi conocimiento. 

No hay nada más importante para mí que la familia por eso valoro especialmente cada momento que paso con ellos. Y, aunque a veces choquemos, trato de hacerles ver el fantástico trabajo que han hecho.

 

 

[siteorigin_widget class=»SiteOrigin_Widget_Hero_Widget»][/siteorigin_widget]

UN NUEVO CAMINO

Da igual que no sigas el plan que otros tienen para ti. Y no importa de donde vengas mientras persigas tus sueños. ¿Acaso piensas que estás perdiendo el tiempo haciendo las cosas que quieres hacer?  Recuerda que la vida es lo que ocurre mientras estás ocupado creando excusas.
 
[siteorigin_widget class=»SiteOrigin_Widget_Hero_Widget»][/siteorigin_widget]

SER ESPECIAL PARA ALGUIEN ES ÚNICO

Existen personas que convierten las lágrimas en risas, que hacen olvidar los temores, que te construyen castillos aunque sean de arena. Y puedes acertar en sus ojos que está pidiendo a gritos poder verte. Que si necesitas un héroe, se quedarán ahí por ti. Porque una persona así no es imposible de encontrar por más que sea una gota en el océano.
 
 
[siteorigin_widget class=»SiteOrigin_Widget_Hero_Widget»][/siteorigin_widget]

EL PODER DE UN RECUERDO

Cada uno de nosotros guardamos el amor en una fotografía, donde los momentos quedan quietos, congelados para siempre, creando un recuerdo imborrable. Y cuando las cosas se ponen difíciles: miro esa fotografía. Cada vez que lo hago me hace sonreír, como lo hicieron sus ojos.
 
 
[siteorigin_widget class=»SiteOrigin_Widget_Hero_Widget»][/siteorigin_widget]
[siteorigin_widget class=»SiteOrigin_Widget_Hero_Widget»][/siteorigin_widget]
[siteorigin_widget class=»SiteOrigin_Widget_Hero_Widget»][/siteorigin_widget]